Programas sociales ayudaron a mitigar aumento de la pobreza

Programas sociales ayudaron a mitigar aumento de la pobreza
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email
Share on print
Print

SANTO DOMINGO, 30 de noviembre de 2020.-  Los programas de ayuda social de Progresando con Solidaridad (Prosoli) sirvieron como soporte económico de la población ante los efectos de la pandemia, según estudio presentado por el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (Mepyd).

Gloria Reyes, directora general de Prosoli, asistió a la presentación de la investigación que revela que los programas puestos en marcha a causa de la pandemia, especialmente ‘Quédate en Casa’ y ‘Fase 1’, mitigaron el aumento de la pobreza y la caída del empleo.

El análisis establece que, en términos absolutos, los programas sociales han logrado que 752,395 dominicanos y dominicanas no hayan caído en condición de pobreza monetaria general durante los peores meses de la crisis sanitaria.

Los programas sociales han evitado que 752,395 dominicanos y dominicanas hayan caído en condición de pobreza monetaria general.

“El 87% de los países registra un crecimiento negativo y República Dominicana no va a ser la excepción. Aunque está mejorando mensualmente, la caída se está reduciendo, pues terminaremos el año con una caída en el orden del 6%, esperando una recuperación en el año 2021”,  precisó el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Miguel Ceara Hatton.

El empleo en los primeros meses de la pandemia

De acuerdo con el informe, el impacto del Covid-19 no solo ha aumentado la pobreza monetaria, sino que ha provocado un derrumbe de ingresos en la escalera social.

El impacto en el empleo formal e informal fue severo. FASE I cubrió el 73% de las personas suspendidas entre marzo-julio en el sector privado formal, conteniendo el aumento de la desocupación activa y la pérdida total de ingresos laborales.

Las microempresas han sido las más afectadas, perdiendo alrededor de 325,000 empleos, en el sector formal e informal durante el confinamiento.

El documento plantea que este aspecto llama la atención sobre la necesidad de impulsar políticas de protección social y de desarrollo productivo que no estén solo enfocadas en la población más pobre, ya que un 70% de la población general tenía ingresos menores a US$10 PPA en junio 2020 (63% en junio 2019), lo que los hace vulnerables a cualquier choque económico, como lo ha sido el impacto del Covid-19 en el país.

Redactado por Prensa Prosoli.

Recomendados